¿EL ÉXITO LLEVA A LA FELICIDAD?

0
48

A menudo se nos enseña a perseguir el éxito, pero el éxito es una medida que normalmente definen los demás. Centrarse en encontrar la felicidad puede ser la clave para la máxima satisfacción.

La respuesta corta es no, el éxito no conduce a la felicidad. A pesar del mito de que alcanzar metas te llevará a la satisfacción, hacer lo que te hace feliz puede ayudarte a crear una vida plena.

Dicho esto, aunque el éxito puede no conducir a la felicidad, experimentar la felicidad es una de las principales formas de lograr el éxito.

La conexión entre el éxito y la felicidad

¿El éxito conduce a la felicidad? Eso es a menudo lo que nos enseñan. Trabaja duro, obtén buenas calificaciones, consigue un aumento de sueldo y te sentirás satisfecho.

En realidad es al revés. Establecer objetivos profesionales puede generar estrés y decepción, mientras que centrarse primero en ser feliz puede ayudarte a tener éxito.

Aquellos que se sienten optimistas y felices de tener un trabajo tienen más éxito profesional.

El personal militar (de todos los rangos, funciones, orígenes socioeconómicos y étnicos) que experimentaba pensamientos, sentimientos y emociones más positivos recibía más elogios, premios y promociones profesionales.

Por supuesto, el avance profesional es solo una forma de medir el éxito.

El éxito a menudo se describe como alcanzar un logro o logro personal, o incluso un propósito en la vida. Si obtienes un aumento de sueldo en el trabajo o si te gradúas de la universidad, eso puede hacerte feliz. Sin embargo, no necesitas logros que normalmente se consideran exitosos para ser feliz.

La forma en que definimos la felicidad también se puede matizar.

Encontrar la felicidad

Los humanos han estado tratando de desbloquear y diseccionar este sentimiento durante siglos.

En psicología, la felicidad está relacionada con el bienestar subjetivo y las emociones positivas, incluidas la alegría, la satisfacción y la esperanza.

El bienestar subjetivo es esencialmente una medida de tres cosas:

·      Pensamientos, sentimientos y emociones positivos frecuentes

·      Pensamientos, sentimientos y emociones negativos poco frecuentes, como ira, asco y vergüenza.

·      Satisfacción con tu salud física, relaciones y trabajo

La felicidad puede provenir, en parte, de la búsqueda del placer. Pero, en última instancia, la felicidad es una combinación de esfuerzos de búsqueda de placer, como el sexo y la diversión, y cualidades relacionadas con la felicidad, que incluyen:

·      significado

·      autonomía

·      autenticidad

·      crecimiento personal

·      decisión

La felicidad también está asociada con una rica combinación de factores, que incluyen:

·      nivel de ingresos

·      estabilidad y satisfacción residencial y laboral

·      familia

·      confianza

·      cultura

·      seguridad

¿Cómo difiere esto del éxito?

Cuando se trata del éxito, establecer metas ambiciosas en realidad puede hacer más daño que bien.

En un estudio de 2021 sobre las consecuencias para la salud mental de aspirar a objetivos elevados y muy específicos, los investigadores descubrieron que los participantes que no lograron alcanzar esos objetivos experimentaron impactos negativos en su estado de ánimo, autoestima y motivación.

En algunos casos, perseguir el éxito puede conducir a una mayor felicidad, pero también puede tener un impacto negativo en el bienestar general. Por ejemplo, la presión de esforzarse constantemente por tener más éxito puede provocar agotamiento y estrés. La sociedad tiende a equiparar el éxito con la riqueza y el estatus, pero la verdadera felicidad y la realización pueden provenir del crecimiento personal, las relaciones y la satisfacción interior.

5 estrategias para aumentar la felicidad

La felicidad es la divisa de la psicología positiva, que estudia cómo podemos usar nuestras fortalezas para hacer que nuestras vidas sean más plenas. La felicidad se puede aprender a través de estrategias cognitivas y conductuales, así como prácticas contemplativas, que incluyen:

1.   Reflexionar sobre lo que ha ido bien

Responder a la pregunta “¿Qué salió bien hoy?” todas las noches durante 2 semanas podrá mejorar el estado de ánimo, los sentimientos de felicidad e incluso el equilibrio entre el trabajo y la vida.

2.   Practicar la gratitud

Practicar la gratitud también puede mejorar tu estado de ánimo y mejorar tu salud mental.

También puedes considerar expresar tu gratitud al:

·      incorporarlo en las oraciones

·      participar en actividades

·      practicando afirmaciones diarias

·      ejercicios conscientes, como la meditación

3.   Apuntando al equilibrio entre el trabajo y la vida personal

Lograr el equilibrio entre el trabajo y la vida es uno de los mejores lugares para comenzar en tu viaje hacia la Felicidad. Un trabajo bien pagado no sirve de nada cuando trabajas constantemente y no tienes tiempo para eventos sociales, familiares y amigos.

Trata de ser consciente de lo que está y no está bajo tu control cuando busques el equilibrio, y considera hablar con un gerente o supervisor si te sientes abrumado.

4.   Trabajando hacia el progreso, no hacia la perfección

Esfuerzate por tener una mentalidad de crecimiento y concentrate en el progreso en lugar de la perfección. La felicidad y el éxito son viajes continuos, no destinos que se pueden lograr de una vez por todas. Mantente abierto al aprendizaje y trata de abordar los desafíos con una actitud positiva. Tómalo como una oportunidad de crecimiento personal y de encontrar nuevas formas de alcanzar tus metas.

5.   Practicar la atención plena

La atención plena puede contribuir tanto al bienestar relacionado con la felicidad como a la búsqueda del placer.

La felicidad está indisolublemente unida tanto a nuestra comprensión de la mente humana como al desarrollo del equilibrio interior, una perspectiva más amable y abierta de uno mismo, de los demás y del mundo.

Recapitulemos

El éxito y la felicidad son compañeros en una danza. A veces, el éxito y el logro de nuestras metas pueden conducir a la felicidad. Aun así, a veces el estrés y la presión de las expectativas externas y autoimpuestas pueden generar pensamientos, sentimientos y emociones negativos.

La investigación sugiere que, particularmente en el ámbito del trabajo, encontrar primero la felicidad puede conducir al éxito.

Cuando te sientas listo, intenta practicar la autocompasión y define la satisfacción y el éxito por tí mismo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here